Abril 2013: Desmintiendo mitos sobre el acondicionamiento físico 11 verdades vitales

por Lynda Bassett

Los Centros para el Control y Prevención de las Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) han concluido que, en la actualidad, más de un tercio de los estadounidenses están sobrepeso. Sin embargo, también informan que al menos un 30 por ciento de nosotros no hacemos ningún ejercicio, quizás en parte debido a los mitos que persisten sobre el acondicionamiento físico.

Mito 1: Falta de oportunidad Incluso la persona más ocupada puede hacer espacio para algún ejercicio al hacer cambios simples en la rutina diaria. Use las escaleras en lugar del elevador, haga sentadillas (‘squats’) mientras ve televisión, lleve un mensaje en persona en lugar de usar el correo electrónico, tome un descanso de estar sentando en el escritorio y estírese o manténgase de pie mientras habla por teléfono. Incluso estar inquieto es beneficioso. El punto es estar activo lo más posible durante las horas que de otra manera son sedentarias.

Mito 2: No tiene tiempo El CDC recomienda que cada semana los adultos hagan al menos 150 minutos de ejercicio—el promedio de lo que dura una película—pero no todos a la vez. Para hacerlo más fácil, rómpalos en varias actividades de ejercicio diarias, vigorosas, en segmentos de diez minutos.

Mito 3: No es razonable Actividades como caminar, correr bicicleta e incluso saltar la cuerda pueden hacerse de forma virtual en cualquier lugar y momento. Las personas pueden crear centros básicos de acondicionamiento en el hogar al tener una cuerda para saltar, pesas y no mucho más. Pida prestado un vídeo o DVD de hacer ejercicios en su biblioteca o siga alguno de los muchos programas en la televisión. “Las personas se pueden ahorrar miles de dólares al combinar desde cinco hasta diez ejercicios en una rutina de ejercicios activa”, que les ayuda a quemar calorías y aumentar la masa muscular, dice Joe Vennare, cofundador de Hybrid Athlete, un lugar de acondicionamiento físico en la web.

Mito 4: Muy tarde para empezar Muchas personas sienten que son muy viejas o que están fuera de forma para comenzar a hacer ejercicios, o se intimidan con la idea de entrar a un estudio de yoga o gimnasio. “Deje de perder tiempo leyendo libros sobre dietas y use el tiempo para salir a caminar”, aconseja el fisiólogo del ejercicio Jason Karp, Ph.D., autor del libro Running for Women y Running a Marathon for Dummies. “En otras palabras, muévase de cualquier forma que pueda.”

Mito 5: No hay dolor, no hay ganancia El sufrimiento no es requerido. De hecho, sentir dolor puede indicar una posible lesión o agotamiento. De todos modos, consulte con su médico antes de comenzar cualquier programa de ejercicios. “No se lastime”, dice Charla McMillian, especialista en fortaleza y acondicionamiento, abogada y presidenta de FitBoot – Basic Training for Professionals, en San Francisco. “En cambio, busque un punto de molestia leve”, aconseja ella.

Mito 6: Hay que sudar La transpiración se relaciona con la duración y la intensidad del ejercicio, pero algunas personas sudan más que otras. “Cuán mucho (o poco) usted suda se correlaciona con cuántas calorías quema”, asegura Jessica Matthews, maestra certificada y experimentada de yoga y fisióloga del ejercicio con el Consejo Americano sobre el Ejercicio.

Mito 7: La dieta es suficiente Las mujeres, en especial, son presas del mito de que no tienen que ejercitarse si están en cierta talla de ropa. Incluso aquellas en un peso saludable pueden estar en mayor peligro de contraer una enfermedad o tener menor expectativa de vida que las personas obesas que regularmente participan en actividad física, según informa un estudio reciente del Centro Nacional de Información Biotecnológica, en Maryland. Los expertos en salud recomiendan combinar la actividad regular con consumir proteínas magras, grasas saludables y limitación de almidones y azúcar añadida.

Mito 8: Hacer estiramiento antes de ejercitarse La nueva investigación del American Council on Exercise recomienda el estiramiento al final de la sesión de ejercicios. “Es más seguro y más efectivo estirar los músculos que han sido debidamente calentados y están más flexibles”, dice Matthews, quien también recomienda rutinas de ejercicios con movimientos simples como hacer círculos con los brazos y mover las piernas. Ella menciona: “El estiramiento puede ayudar a mejorar la postura y la flexibilidad, además de reducir el estrés en general”.

Mito 9: Los ejercicios abdominales reducen la grasa del vientre No hay tal cosa como la reducción de un lugar. Mientras que los abdominales o ‘crunches’ fortalecen los músculos del abdomen, estos no reducirán su cintura, dice Karp. En cambio, trate ejercicios con sentadillas, ‘lunges’ y la plancha del yoga o repeticiones con el ‘kettlebell’ para eliminar la grasa abdominal obstinada.

Mito 10: Las mujeres que alzan pesas se vuelven voluminosas La verdad es que la mayoría de las mujeres que hacen levantamiento de pesas no van a terminar con un físico voluminoso y grande porque tienen menos testosterona, son más pequeñas en tamaño y tienen menos tejido muscular que los hombres, dice Matthews. “Cualquier tipo de entrenamiento de fortalecimiento la ayudará a mejorar la densidad ósea, aumentar la masa muscular y disminuir la grasa corporal, tanto en hombres como en mujeres.”

Mito 11: El ejercicio es fuerte La actividad física debe ser divertida. Es mejor empezar sencillo, añadir una variedad de actividades físicas y retos, y mantenerse. Saque tiempo para ejercitarse y trátelo como si fuera cualquier otra rutina diaria; no lo cancele. Alexander Cortés, entrenador nacional certificado de acondicionamiento físico con Ultimate Fighting Championship Gym, en Corona, California, concluye: “Cuando la salud es una prioridad, el ejercicio es la cita más importante que debe mantener”. Lynda Bassett es escritora independiente radicada cerca de Boston, MA. Conéctese en LyndaBassett.com. # # #

Be Sociable, Share!